Amsterdam, breve pero intenso

Han pasado 2 meses desde que volvimos de Amsterdam y creo que es momento de cerrar los ojos y recordar cada una de las aventuras que vivimos por sus calles. Fue un viaje muy esperado, tras una temporada con poca actividad fotográfica era la oportunidad perfecta para volver a coger impulso. Así fue, y pude traerme una de las mejores series fotográficas que hasta ahora he tenido la oportunidad de realizar. Tres días en Amsterdam y uno en Weimar (Alemania) nos supo a demasiado poco pero las experiencias que vivimos quedaron grabadas en nuestras retinas. Caminar, esquivar bicicletas, caminar, esquivar tranvías, caminar, esquivar coches, caminar y caminar, callejón tras callejón, con un mapa en el bolsillo que apenas salió de él, conseguimos llevarnos una experiencia maravillosa. Cuatro días exprimidos al máximo. Nos quedaron demasiadas fotografías en la libreta, muchos callejones por atravesar, terrazas en las que sentarnos y lugares ocultos que visitar pero, nos deja tranquilos saber, que la ciudad espera nuestra vuelta. Sin más os presento la serie “Amsterdam 2015”:

Amsterdam, breve pero intenso
Amsterdam, breve pero intenso
Amsterdam, breve pero intenso
Amsterdam, breve pero intenso
Amsterdam, breve pero intenso
Amsterdam, breve pero intenso
Amsterdam, breve pero intenso
Amsterdam, breve pero intenso
Amsterdam, breve pero intenso
Amsterdam, breve pero intenso